La banca vendió el IRPH con falsas promesas de estabilidad

Tal y como hemos visto en los testimonios recogidos por Diario16 de los afectados del IRPH, en los primeros años de la década del 2000 la banca comercializaba este índice con la etiqueta de «estable», algo así como una especie de protección para las familias ante la inestabilidad de los tipos de interés o una subida del Euribor muy exagerada.

Hubo directores de oficina que lo recomendaron de manera muy insistente y, según nos confirmaron varios afectados, se llegó a realizar una especie de presunto «cambiazo», es decir, que en las notarías los representantes de las entidades presentaban un contrato referenciado al IRPH cuando lo acordado en la sucursal lo era a Euribor. Sin embargo, a pesar de que existen testimonios documentales de estos hechos, los juzgados rechazaron estas pruebas. Además, en la gran mayoría de los casos, los comerciales o los directores, hicieron estas promesas de manera verbal.

Sin embargo, las propias entidades financieras dejaron un rastro en los folletos de publicidad donde se recomendaba la firma de hipotecas referenciadas al IRPH, llegando a indicar que era más estable que el Euribor o que éste índice, en comparación con el IRPH, era inseguro o «una montaña rusa».

Una de las más importantes entidades de España afirmaba en uno de estos folletos que el IRPH «es el que mejor le puede proteger de variaciones repentinas. Recomendamos que indexe su hipoteca al IRPH». La misma entidad afirmaba en otra publicidad que «indexado al IRPH, se beneficiará de uno de los índices más estables y, por lo tanto, con menos riesgo de sufrir grandes oscilaciones en sus cuotas mensuales». Una antigua caja de ahorros afirmaba en su publicidad, ya en el año 2012, que el IRPH ofrece una mayor estabilidad en las cuotas del préstamo en períodos de fluctuación de tipos de interés en el mercado».

Por tanto, de esta publicidad se desprendía que:

  1. El IRPH protege de variaciones repentinas del tipo de interés.
  2. Minimiza el riesgo de subida de las cuotas mensuales.
  3. Dichas cuotas son estables.
  4. En 2003 el IRPH es «reconocido» y «publicado» por el Banco de España, pero en la versión de 2008 pasa a ser «recomendado» por el Banco de España.
  5. El IRPH es estable y representativo.

Sin embargo, la gráfica de la evolución del IRPH y el Euribor podemos ver que el primero siempre ha estado por encima del segundo y que, a medida que el Euribor se acercaba al valor 0 el IRPH se mantenía estable y, por lo tanto, aumentaba la diferencia.

 

Estas prácticas abusivas de la banca con el IRPH, que son comparables con lo que se hizo con las preferentes, fueron negadas por las entidades, pero reconocieron que las hipotecas referenciadas a Euribor han sido más ventajosas y achacaron las diferencias de las cuotas en que era imprevisible la evolución de los tipos de interés, argumento que los propios folletos publicitarios niegan, puesto que, a pesar de que en el año 2008 se produjo una gran bajada del 3% del Euribor, seguían ofertando el IRPH como un índice «de los más estables y representativos del mercado hipotecario y que proporciona garantía y estabilidad».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *